HomeCédulas de HabitabilidadTipos de cédulas de habitabilidad y cómo tramitarlas

Tipos de cédulas de habitabilidad y cómo tramitarlas

La cédula de habitabilidad es uno de los certificados y requisitos necesarios para poder poner en alquiler o venta una propiedad. Por ello, su trámite es obligatorio en el mismo momento que queramos obtener beneficios de nuestra vivienda, pero no es aquí donde acaba su utilidad ni sólo hay una única clase de certificación. ¿Cuáles son los diferentes tipos de cédulas de habitabilidad y cómo debemos tramitarlas?

En qué consiste la cédula de habitabilidad

La cédula de habitabilidad es el documento certificado y oficial mediante el cual las distintas comunidades autónomas autentifican la legalidad de la propiedad y garantizan que se encuentra en condiciones para poderse ocupar como vivienda.

Esta certificación tiene una validez de 15 años y debe ser realizada por un arquitecto colegiado que pueda asegurar que no existen elementos que pongan en peligro su habitabilidad o defectos que se deban solventar.

Tipos de cédula de habitabilidad

Según las necesidades, el uso que se le quiera dar y las características de la propiedad, podemos distinguir hasta tres tipos de cédulas de habitabilidad:

  • Cédulas de habitabilidad de primera ocupación: en este caso lo que se concede no es la cédula en sí, sino la Licencia de Primera Ocupación que otorga el Ayuntamiento al responsable de la obra en las viviendas de nueva construcción.
  • Cédulas de habitabilidad de primera ocupación de rehabilitación: es el caso de viviendas que se hayan rehabilitado produciéndose un importante cambio de fisionomía, como resulta de aquellas en las que se redistribuyen los espacios o se amplian estancias. El arquitecto oportuno certifica entre otras cosas que no se han visto afectados pilares, muros de carga ni tabiques maestros.
  • Cédulas de habitabilidad de segunda ocupación o preexistentes: son las cédulas que se otorgan para el alquiler o la venta en caso de que no se corresponda la situación a ninguna de las dos anteriores.

Cómo tramitar la cédula de habitabilidad

Mediante la contratación de los servicios arquitectónicos que certifican la cédula de habitabilidad, se presenta en el consistorio pertinente los requisitos que dicte la Oficina de Vivienda o Ayuntamiento de cada municipio (varían según la localidad).

El arquitecto encargado de la expedición de la cédula realizar previamente una inspección visual en la que en primera instancia pueda certificar los requisitos básicos:

  • Existencia de una superficie útil mínima en cada estancia.
  • Existencia de toma e instalaciones de servicios de luz, agua y gas.
  • Inexistencia de grietas o defectos de construcción visibles que puedan ser indicio de fallos estructurales.

Tras esta primera inspección visual, realizará una segunda inspección más en profundidad que certifique el buen estado de la estructura, y que será visada por el Colegio de Arquitectos antes de presentarse en la administración oportuna.

Plazos del trámite de la cédula de habitabilidad

Una vez se hayan presentado todos los documentos solicitados por la administración del municipio y una vez presentado la documentación solicitada por el arquitecto que efectúe la emisión de la cédula de habitabilidad (DNI obligatoriamente y fotocopia de la escritura en el caso de que la propiedad ocupe una planta baja, entresuelo o ático), se tarda en torno a uno – tres meses en tramitarse el certificado completo.

 

Cédulas de Habitabilidad con GMS Arquitectura

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR