Cómo tramitar una licencia de obra: obras mayores y menores

Realizar una obra, ya sea parcial o integral, implica cumplir con la normativa que indica cada Ayuntamiento. Dicho trámite incluye solicitar una licencia y abonar unas tasas, que varían en función de municipio, ciudad y tipo de obra.

Si te decantas por contratar a un arquitecto o asesor que te ayude con las obras, normalmente son ellos los que se ocupan de todas estas tareas, pero no está de más qué obligaciones debemos cumplir dado que nosotros somos los últimos responsables y hemos de estar seguros de que todo está al día.

En realidad, poca gente sabe en realidad cómo tramitar una licencia de obra. Hoy te explicamos algunas de las variantes que te vas a encontrar antes de ponerte con ello.

¿Qué permisos y licencias de obra se necesitan en una reforma comunitaria?

Las reformas comunitarias deben proceder acorde a la normativa urbanística municipal. Por lo tanto, a nadie le debe sorprender que para acometer estas actuaciones sea necesario haber tramitado correctamente los permisos y licencias de obras correspondientes. Sin la autorización municipal, determinadas obras no se pueden empezar.

 

La situación del inmueble, la obra que se va a realizar y su dimensión son tres factores que determinan el procedimiento y el tipo de licencia que se precisa. Un técnico cualificado, un aparejador o un arquitecto técnico es el encargado de estudiar estas cuestiones para definir el tipo de proyecto que se desarrollará.  Ese será el primer paso para obtener una licencia de obra para comunidades de propietarios.

¿Cuándo necesito una Licencia de Obras?

Es habitual no saber diferenciar entre los casos en los que necesitamos una licencia de arquitectura técnica y aquellos en los que con un simple trámite online podemos obtener un permiso de obra. Es por ello por lo que si quieres hacer una reforma en casa o tu comunidad precisa algún certificado, inspección o rehabilitación, este artículo te interesa.

Arquitectura aplicada a servicios: ¿en qué me puede ayudar?

No es común pensar en la arquitectura aplicada a servicios. Siempre se acostumbra a pensar en esta disciplina como algo que no tiene ninguna implicación en nuestra vida diaria. Sin embargo, los estudios de arquitectura ponen a nuestra disposición una amplia gama de servicios que el público general no tiene en mente y pueden sernos de gran utilidad.

 

Es imprescindible conocer estos servicios para cuando nos surjan ciertas necesidades. Nos permite ahorrar tiempo en la búsqueda de los profesionales más indicados, además de afrontar con garantía el trabajo que es necesario realizar.

 

A continuación, hacemos un repaso de los servicios más comunes de un estudio de arquitectura. Estamos seguros de que, tras leer este artículo, podrás solucionar más rápida y eficientemente cualquier trabajo pendiente en tu vivienda, edificio o local.

Todo lo que debes saber sobre una ejecución de obras en un edificio

Una orden de ejecución de obras es un acto administrativo por parte de un ayuntamiento en el que se ordena a propietarios a cumplir sus obligaciones respecto a la conservación y mantenimiento de sus propiedades cuando se advierten lesiones o un mal estado de estas.

Una inspección por parte de un técnico o una ITE desfavorable pueden acreditar estas desperfecciones en el edificio, lo que debe activar una serie de acciones con el objetivo de subsanar los problemas advertidos en materia de seguridad, accesibilidad, salubridad u ornato público.

¿Cuáles son las diferencias entre arquitectura y arquitectura técnica?

Existe una confusión extendida sobre la figura del arquitecto técnico. Un buen punto de partida es aclarar que el arquitecto técnico, el aparejador o el ingeniero de edificación son básicamente lo mismo, salvo pequeños detalles, por lo que se suelen emplear indistintamente.

 

Si nos remontamos más atrás en el tiempo, descubrimos que el arquitecto y el ingeniero de edificación eran la misma persona, que recibía el nombre de alarife; no obstante, a partir del siglo XII se produjo una diferenciación creándose el nombre de arquitecto y maestro de obra.

Consejos para el mantenimiento de un edificio

Por desgracia no existe una conciencia demasiado extendida ni exigente respecto a cuidar lo que es nuestro, exceptuando determinados casos. Menos aún, cuando lo que es nuestro implica una responsabilidad compartida. En las comunidades de propietarios a menudo se presenta este problema, que da más razón al dicho de que lo que es de todos no es nadie.

 

Un correcto mantenimiento a lo largo del tiempo no solo nos asegura vivir en un inmueble que no presente ningún elemento que pueda suponer un peligro para la integridad de los inquilinos, sino que también nos permite descubrir a tiempo cualquier desperfecto antes de que suponga un gasto mayor.

 

¿Pero qué elementos precisan una atención mayor? ¿Cómo podemos ahorrarnos una cantidad de dinero importante evitándonos grandes intervenciones en el momento de realizar la ITE? Te comentamos algunos ejemplos a continuación.

 

¿En qué consiste un informe de conservación del edificio?

Un informe de conservación del edificio es imprescindible para garantizar su buen estado. En municipios con una población mayor a 25.000 habitantes, los edificios que sobrepasan los 50 años de antigüedad deben someterse a una inspección técnica periódica que precisamente tiene el objetivo de certificar su estado de conservación.

¿Cómo y en qué casos se debe solicitar una licencia de obras?

Toda su obra tiene su parte buena: mejora la imagen del inmueble, incluye mejoras, asegura su perdurabilidad… Pero no debemos obviar que también trae sus quebraderos de cabeza, ya sea una obra menor (en la propia vivienda) o una mayor (en todo el edificio).

 

Entre estos “quebraderos”, además de ajustar el presupuesto, determinar las acciones, contratar a los ejecutores, etc., no debemos nunca olvidarnos del tema permisos de construcción, donde la licencia de obra tiene un lugar preferente. ¿Cómo abordarla?, ¿qué dudas tenemos que clarificar sobre ella?

Diferencias entre ITE (Inspección técnica de edificios) e IEE (Informe de evaluación de edificios)

Cualquier trámite burocrático requiere que nos paremos a pensar y nos aseguremos que estamos ante la certificación adecuada a lo que queremos realizar, ya sea rehabilitar un edificio, reformar una vivienda o pasar alguna inspección.

Esto requiere que con anterioridad, tengamos resuelta cualquier duda. En el caso de la obligatoriedad de los edificios de viviendas de tener una certificación en vigor que asegure su habitabilidad, una de las dudas comunes es en qué consiste la ITE (Inspección Técnica de Edificios) y en qué consiste la IEE (Informe de Evaluación de Edificios), ¿cuáles son sus diferencias?