HomeGMS ArquitecturaPuntos clave de revisión para cada certificación y licencia arquitectónica

Puntos clave de revisión para cada certificación y licencia arquitectónica

Un estudio de arquitectura no solo es capaz de diseñar o rehabilitar edificios, también concede cada certificación o licencia arquitectónica necesaria para garantizar la viabilidad y habitabilidad de un inmueble.

 

Existen principalmente cuatro trámites que no podemos obviar: el Certificado de habitabilidad, la Inspección Técnica de Edificios (ITE), el Certificado de Eficiencia Energética y los informes periciales. A continuación, os detallaremos los puntos clave de cada uno de ellos.º

Qué revisar en cada certificación o licencia arquitectónica

 

 

  1. Certificado de habitabilidad

 

Este documento certifica que la vivienda está acondicionada respecto a salubridad, higiene y solidez para ser habitada. Los edificios de nueva construcción vienen por defecto con esta cédula, pero su caducidad difiere según la comunidad; en caso de vender o alquilar la propiedad, deberá renovarse obligatoriamente. La cédula de habitabilidad es imprescindible para dar de alta los suministros de agua, luz y gas.

 

Los profesionales de arquitectura son las personas aptas para realizar este certificado. Salvo que la vivienda presente problemas en materia de seguridad o salubridad para los inquilinos, o el habitáculo no esté destinado al uso residencial, no es un trámite que debe preocupar a los inquilinos. Cuando nuestro arquitecto o arquitecto técnico nos concede el certificado, debemos acudir al Ayuntamiento correspondiente con la documentación necesaria para que conste la mencionada calificación.

 

  1. Inspección Técnica de Edificios (ITE)

 

La Inspección Técnica de Edificios (ITE) garantiza que los edificios con una antigüedad determinada cumplan con todos los requisitos de seguridad. Los inmuebles que hayan superado los 45 años de antigüedad deberán pasar la ITE, al menos, cada 10 años. Es aconsejable solicitar una pre-ITE para conocer de antemano los posibles defectos o deficiencias y evitar una calificación desfavorable.

 

Es importante dejar este trámite en manos de un técnico y/o empresa con experiencia suficiente para asegurarnos un proceso eficiente. Un precio demasiado económico para una ITE es motivo de desconfianza: una ITE bien realizada debe incluir visitas al inmueble, cumplimentación de actas, recopilación de antecedentes del edificio, el visado colegial del acta de inspección -aunque no es obligatorio, es recomendable- y su presentación ante el Ayuntamiento.

 

  1. Certificado de Eficiencia Energética

 

La calificación energética se recoge en la etiqueta energética, en la que se establece una letra desde la A -más eficiente- a la G -menos eficiente- para cada eficiencia. Es obligatorio para cualquier propietario que pretenda vender o alquilar por más de cuatro meses su vivienda local comercial.

 

Un arquitecto, un arquitecto técnico o un ingeniero son los profesionales encargados de llevar a cabo esta certificación. Visitan el inmueble, recopilan información sobre los diferentes elementos constructivos -fachada, ventanas o instalaciones- y generan el Certificado Energético y lo registran.

 

La etiqueta es el registro oficial de la eficiencia energética y además el propietario recibirá una propuesta para realizar una mejora energética. El Certificado tiene una validez de 10 años y es un documento de gran valía para cualquier comprador o arrendatario interesado en la vivienda.

 

  1. Informes periciales

 

Una peritación es una prueba determinante en caso de denuncias o juicios en los que se advierte la presencia de desperfectos en la edificación, o no. Es un requisito formal solicitado por una autoridad judicial, compañía de seguros, comunidad de propietarios o que una parte interesada presenta ante otra para reclamar un daño o desperfecto.

 

El documento debe establecer claramente las deficiencias constructivas, las soluciones para subsanarlas y una valoración económica de las reparaciones necesarias. La intervención de un arquitecto en los informes periciales es fundamental para que mediante su conocimiento técnico-científico se pueda dictaminar la solución más justa. Una peritación exige un trabajo experto, tiempo y una inversión económica.

 

Como has podido leer, para cada certificación o licencia arquitectónica es necesaria la participación de profesionales experimentados en este campo, como los que encontrarás en GMS Arquitectura. Si confías en la empresa o el profesional indicados, no tienes por qué preocuparte.

 

Licencia de Obras con GMS Arquitectura

5 (100%) 4 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies