HomeInspección Técnica de Edificios (ITE)La inspección técnica de edificios: más que un puro trámite

La inspección técnica de edificios: más que un puro trámite

La inspección técnica de edificios (ITE) es un trámite obligatorio al que deben someterse cada cierto tiempo las edificaciones para asegurar su estabilidad y su funcionalidad como hábitat. Pero esta función principal viene complementada por otras como la de asegurar un mantenimiento óptimo de la propiedad o que los inquilinos se preocupan por conservar y rehabilitar sus inmuebles.

Un asunto concerniente a todos los propietarios

La ITE no es una certificación que deba considerarse como un puro trámite que toca pasar si o si cada cierto tiempo. La inspección avala que la edificación es apta para su uso como vivienda y que el estado de conservación es el adecuado para no suponer ningún riesgo a los ciudadanos.

El uso del término ciudadano en vez de inquilino viene a que es responsabilidad de los propietarios no sólo mantener sus viviendas de forma segura, sino garantizar que no se van a producir desprendimientos o alteraciones en la estructura del edificio que puedan causar un daño o perjuicio a transeuntes también ajenos a la propiedad.

Para ello, no sólo nos debemos preocupar en pasar “la ITV de los edificios” cuando toca (cuando el edificio cumpla 45 años para la primera inspección), sino atender a que en caso de necesitarlo, se proceda a la rehabilitación del edificio al menor signo de necesitarlo.

Por tanto, la ITE es la garantía de que cada comunidad o propietario se preocupa por el mantenimiento de zonas comunes y del edificio habitado en general: un hecho que supone un beneficio general para la ciudadanía.

Posibles resultados de la Inspección Técnica de Edificios

La ITE es llevada a cabo por técnicos cualificados con titulación de arquitecto, aparejador, arquitecto técnico o ingeniero de la edificación. Éstos proporcionan a la Agencia de la Vivienda el informe que certifique el estado del edificio, que puede ser apto o no apto. En caso de emitirse como no apto, la escala de gravedad que marque las actuaciones a implementar es la siguiente:

  • Muy grave
  • Con deficiencias graves
  • Con deficiencias leves

Claves para una ITE eficiente

Por todo lo descrito, conviene no considerar la inspección como un trámite y tener en cuenta su utilidad y de lo que nos previene. Para ello, para que nuestro edificio pase este control con buena nota, es importante tener en consideración los siguientes puntos:

  •  Cuente con un equipo profesional de técnicos arquitectos cualificado: no existen los certificados “low cost”. Si quiere que la efectividad de su inspección vaya más allá de la función “quitamultas” y le sea de valor, contar con un equipo profesional y que avale y garantice los resultados es primordial.
  • Introduzca medidas de eficiencia energética: el certificado de eficiencia energética, además de ser obligatorio en casos como en los que se quiere vender o alquilar una propiedad, aporta grandes beneficios a toda la comunidad, que se pueden ver traducidos en ayudas, bonificaciones etc.
  • No espere que pasen 45 años para realizar obras: adecue su edificio a la normativa vigente, como las obras de accesibilidad, y desarrolle una cultura de concienciación en prevención y mantenimiento del edificio, que también es parte de nuestra propiedad.

 

Inspección Técnica de Edificios (ITE) con GMS Arquitectura

 

 

5 (100%) 3 votes

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies